5 trucos profesionales para aplicar tu eyeliner

El eyeliner es uno de los cosméticos básicos. Pero, ¿sabes usarlo correctamente? Es el cosmético utilizado para hacerse el delineado, una línea con intensidad fuerte y larga durabilidad que define los ojos. Se aplica en los bordes superior y/o inferior del ojo. Se aplica con un pincelito fino o bien un biselado. En su forma de picos salientes, el eyeliner es el símbolo del maquillaje pin-up. Existe en formato líquido, sólido (el pincel se moja en agua) y en gel.

Brigitte Bardot con su icónico eyeliner. Pincha para descubrir los mejores eyeliners para dibujar una mirada felina.
Brigitte Bardot con su icónico eyeliner. Pincha para descubrir los mejores eyeliners para dibujar una mirada felina.CORDON PRESS

El eyeliner es uno de los productos de belleza más utilizados para realzar la mirada. Acompañado de sombras y de máscara de pestañas, o solo, el delineador de ojos puede ser tu aliado para conseguir una mirada más sexy y atractiva. Sin embargo, hay muchas mujeres que no se atreven a usarlo por miedo a no hacerlo bien.

Con los nuevos eyeliners, delinear tus ojos es mucho más sencillo. Sus aplicadores lo hacen más fácil y sus fórmulas, de rápido secado y larga duración, evitan manchas y emborronamientos. Aún así nunca vienen mal los trucos de un maquillador experto.

Eliecer Prince, national make up artist de Guerlain, nos da las claves para sacarle el máximo partido a tu eyeliner.

5 trucos de maquillador para usar el eyeliner

  1. De fuera a dentro. Seguro que lo hacías al revés, ¿verdad? Pues aunque al principio te cueste, debes intentar dibujar el eyeliner desde la mitad del ojo hacia fuera, o desde fuera hacia dentro.
  2. Primero al ras de las pestañas. Empiece deslizando tu eyeliner justo al ras de las pestañas, luego ya tendrás tiempo de engrosar esa línea e ir rellenando.
  3. Nunca estires el ojo. Es una costumbre bastante habitual estirar el ojo con la otra mano pero así el eyeliner nunca quedará bien porque estás deformando tu propio ojo.
  4. Rabillo para arriba. El objetivo del eyeliner es agrandar el ojo o estilizar la mirada (en ojos redondos o muy pequeños), así que el rabillo siempre tiene que estar hacia arriba. Desde donde termina el ojo traza el rabillo hacia arriba.
  5. Si quieres retocar el eyeliner porque no te ha quedado bien, utiliza un bastoncillo y agua micelar o leche desmaquillante. Nunca uses un desmaquillante bifásico porque luego el eyeliner resbalará y no se fijará.

Es importante también que tengas en cuenta la forma de tu ojo a la hora de trazar el eyeliner. Así como de elegir el formato que más sencillo te resulte: desde los clásicos lápices, hasta el eyeliner líquido o en gel.